Tesis sobre la Guerra: Dos bloques imperialistas destruyen Ucrania

¡EE. UU.- OTAN y Rusia y sus aliados Fuera de Ucrania!

¡Por el derrotismo revolucionario!

¡Movilizarse y armarse contra los invasores del Este y el Oeste!

¡Solidaridad activa con el derecho a la autodeterminación de Ucrania y de la minoría de habla rusa!

¡Por una Ucrania independiente y Socialista!

Por Izquierda Internacional (Left Party, US; OIR, Argentina y Socialismo o Extinción, México)

1. Desde la caída de la Unión Soviética, los Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) han buscado extenderse hacia el Este aprovechando el periodo de caos y debilidad del estado y los gobiernos que surgieron desde la caída del muro de Berlín, el colapso de la URSS y el de los estados del Este de Europa. El gobierno central de la URSS se desintegró y culminó con la independencia de las quince repúblicas de la Unión Soviética entre el 11 de marzo de 1990 y el 26 de diciembre de 1991. En los tratados acordados, Ucrania devolvió posesión de las armas nucleares a Rusia para su destrucción.

2. Las potencias imperialistas del Oeste al tiempo que apoyaban el desmembramiento de la URSS bombardearon impunemente a Yugoeslavia durante sus procesos de separación de los estados y aniquilaron a los socios de Rusia allí, de igual manera, cooptaron a una serie de países que habían estado bajo la égida de la URSS como Polonia, Lituania, Estonia, Romania, varios fragmentos de la antigua Yugoslavia, República Checa, Hungría y otros, mientras que Alemania Oriental fue tragada por la República Federal de Alemania. Inmediatamente después de la caída de la URSS, las potencias imperialistas occidentales comenzaron a pujar por el control de varias industrias básicas en Rusia, como la industria del petróleo y el gas. Las potencias de Occidente estaban dispuestas a convertir a la URSS en una semicolonia y apropiarse de la acumulación económica formada durante su época de Estado Obrero. No poco de estas tendencias también están motivadas por un deseo de venganza imperial y recuperación de los gastos incurridos en la Guerra Fría, una mentalidad similar a la que impulso a las potencias aliadas a imponer el Tratado de Versalles a la derrotada Alemania después de la Primera Guerra Mundial y que resulto eventualmente en la emergencia del nazismo y a Hitler como respuesta. En Rusia el resultado de la presión y bandidaje Occidental dio lugar a Putin. Los analistas occidentales ignoran el enorme prestigio adquirido por Putin al recoger, sanar las ruinas que quedaron de la URSS y sacarla adelante, así como ignoraron antes el prestigio ganado por Hitler por sacar a Alemania del marasmo. Hitler, Putin, Saddam Hussein, Mussolini, Gadafi y tantos otros en los cinco continentes fueron la reacción criminal dirigida por pequeñoburgueses o sectas religiosas como subproducto de la dominación y la expoliación imperialista.

3. Después de la renuncia de Boris Yeltsin en 1999, Putin, que había crecido dentro del aparato estatal a la sombra del Yeltsin y que tejía lazos estrechos con la iglesia y las oligarquías, fue elegido presidente en el 2000 y comenzó tareas centrales: estabilizar la economía, aliarse estratégicamente con China y modernizar sus fuerzas armadas y controlar las inversiones extranjeras mezclándolas con capitales rusos, ello marcó el resurgimiento de Rusia bajo el capitalismo convirtiéndolo en un país imperialista a la sombra de China y los B(R)ICS que amenazan el poder de los imperialismos occidentales y que lograron que Occidente tuviera un nivel importante de dependencia a ellos. Desde entonces, Rusia bajo Putin quiso recuperar los antiguos territorios de la URSS haciendo retroceder a las potencias occidentales y afirmándose como una potencia imperialista emergente, por la fuerza si es necesario.

4. Rusia estuvo involucrada en una serie de conflictos armados como Chechenia (1994, primera guerra bajo Yeltsin y 1996 bajo la dirección de Putin, quien resultó vencedor con la capital del país Grozny en ruinas y lo llevó a su elección como presidente), Georgia, anexándose de hecho las regiones de Abkhazia and South Ossetia en una guerra relámpago de 4 días ( 2008); Siria (2015); Ucrania parecía estar bajo el control de Rusia cuando Víctor Yanukovich fue elegido presidente con 8 millones de votos en 2010, pero en 2014 es derrocado por las fuerzas pro UE-OTAN, provocando una guerra civil, en la que Rusia aprovechó para anexionarse apresuradamente Crimea, región donde históricamente ha residido su flota naval, la más importante en el mar Negro. Putin ha sostenido siempre que la disolución de la URSS fue un error en el aspecto político-geográfico y que la cesión de Crimea a Ucrania en 1954 por el entonces premier Kruschev constituyó un gran error ya que la mayoría ruso hablante de la región y la existencia de lazos históricos y militares hacía de Crimea una parte indisoluble de Rusia.

5. En Ucrania, Rusia está en una guerra de enfrentamiento directo con otro bloque imperialista del Oeste, pero se halla empantanada después de ocho meses de guerra contra el armamento suministrado por EE. UU. y UE. Putin solo tiene una salida: escalar la guerra hasta el límite. De allí que muchos medios temen un enfrentamiento nuclear el que parece ser oblicuamente mencionado por los rusos y activamente promovido por Biden que ya habla de “apocalipsis nuclear” -aunque luego otros lo calificaron de exceso verbal-.

6. La guerra que se libra, por ahora solo en Ucrania, pero que amenaza a extenderse a otros países del orbe, es un enfrentamiento militar entre dos bloques imperialistas que han tomado partido por un lado u otro de la guerra civil. En un lado está Rusia con el apoyo de China y otros países y por el otro la UE-OTAN y los EE. UU. Los ucranianos están divididos entre los pro-UE-OTAN y los prorrusos mayormente en el Este, en centros urbanos y ciudades como Odessa. Es sin duda alguna un enfrentamiento feroz entre el imperialismo emergente ruso, que para extenderse no duda en pisotear y destruir el derecho a la autodeterminación de Ucrania, y los imperialismos EE. UU.-UE que también violan la independencia ucraniana al convertirla en una semicolonia e integran a sus fuerzas armadas a los designios imperialistas de Occidente, destruyendo así todo resquicio de autodeterminación.

7. El elemento de guerra civil se ignora en la prensa comercial y en la de izquierda. La proporción de ucranianos en el país es de aproximadamente el 62%, los rusos-ucranianos bietápicos constituyen una cuarta parte de la población, los rusos puros son aproximadamente el 10%. También hay otros grupos étnicos. La población que es pro rusa y apoya la invasión son aproximadamente 10 millones e incluye a ruso parlantes, población mixta y hasta un porcentaje de los ucranianos no rusos; para este cálculo hay que recordar que el candidato prorruso, que se alzó con la presidencia y que fuera depuesto en el 2014 por las manifestaciones del Maidán y un golpe de estado, obtuvo más de 8 millones de votos que representaría a los adultos, sin incluir sus familias como hijos menores. Además, están las poblaciones que se escindieron de Ucrania en un momento con el acuerdo de sus habitantes.

8. Las FFAA del gobierno de Ucrania han sido integradas y son pagadas, armadas, entrenadas y dirigidas por la OTAN y los EE. UU. Los ucranianos prorrusos que formaron milicias en el Este están hoy integrados casi por completo al aparato militar de Putin. Ucrania así, no solo está ocupada parcialmente por Rusia violando su derecho a la autodeterminación, sino que también se ha transformado en carne de cañón de ambos bandos imperialistas. La UE-OTAN y los EE. UU. han encontrado en la guerra beneficios contra su decadencia, han convertido a Ucrania en un peón de sus objetivos imperialistas en sus planes avanzados de integrarla al bloque, así debilitar al imperialismo ruso y enviar un mensaje de advertencia a China si se atreviese a recuperar la parte de China escindida (Taiwán).

9. En el 2014, el gobierno de Ucrania prorruso cae como producto de un golpe de estado acompañado por manifestaciones de protesta por la posición del gobierno de retroceder en proclamas anteriores de buscar la pertenencia a la UE. Los manifestantes, que conformaban una multitud heterogénea, pronto pasaron a ser dirigidos por la derecha del país que iniciaron pogromos contra los rusos parlantes que en muchos casos terminaron en masacres como en la Casa de los Sindicatos en Odessa en mayo del 2014 donde fueron quemados vivos 48 trabajadores y más de 300 personas resultaron heridas. Se produce un éxodo de ruso parlantes hacia el Este. La policía por su parte asesino a más de 150 manifestantes del Maidán.

10. Aprovechando la crisis que existía en las FFAA ucranianas, se forman grupos paramilitares de derecha, como el Batallón Azov, que con el Batallón Donbás y otros comparten el haber sido incorporados a la Guardia Nacional en el 2014 y a las fuerzas armadas regulares del país en 2020 y que hoy infestan las llamadas Fuerzas Territoriales de Defensa, parte de la estructura militar por decreto, la Guardia Nacional, las policías y el servicio especial de represión. El Batallón Azov, ahora regimiento Azov fue central en la defensa del puerto de Mariupol y son vistos como “héroes nacionales” por el gobierno de Zelensky. Otros grupos paramilitares como Pravy Sektor (“Sector de la derecha”) que se estima más numeroso y el grupo paramilitar Aydar no han sido oficializados por el gobierno aun integrándolos al ejército, pero Maxim Marchenko, uno de sus comandantes más importantes, fue designado en marzo pasado como gobernador de Odessa por el presidente Zelensky. No se visibilizan por fuera de estas organizaciones otras formaciones militares que sean independiente del actual gobierno y las FFAA y la derecha.

11. Al comenzar la invasión rusa, 10 millones de ucranianos se fueron del país a campos de refugiados, mayormente en Polonia, Zelensky prohibió a los hombres mayores de 18 y hasta los 60 abandonar el país, sin embargo, muchos lo hicieron, en las fotos aéreas y de los campos aparecen filas impresionantes de hombres y mujeres en edad de combatir rumbo a las fronteras. Muchos millones más se desplazaron internamente de Oeste a Este, particularmente en el periodo de 2014-17, se cree que huyendo de la persecución de la policía ucraniana, y en el último año se han dado desplazamientos del Este hacia el Oeste de la población que no quiere vivir bajo el dominio ruso o escapan de los bombardeos. Los grupos de migrantes internos reforzaron los ejércitos de ambos lados. Se calcula que del lado del gobierno de Kiev había unos 200,000 soldados en armas al comenzar la guerra y las “milicias” (en realidad ejércitos armados y entrenados por los rusos) de las regiones separatistas serian unos 40,000 según versiones de ambos bandos. Las milicias de la República Popular de Donetsk y la RP de Luhansk se fusionaron el 16 de septiembre de 2014, formando las “Fuerzas Armadas Unidas de Novorossiya”. Todos estos datos apuntan a que un elemento importante de la guerra es de guerra civil. La izquierda no habla de esto porque complicaría sus tomas de posiciones, muchas concluyen apoyar a alguno de los dos bloques imperialistas. El derecho de autodeterminación no solo está del lado de los ucranianos que sufren la invasión rusa sino también de los ruso-ucranianos que constituyen una minoría muy importante y que son actualmente perseguidos y atacados por el gobierno de Zelensky e ignorados por el resto del mundo. Para ellos también caben los derechos de autodeterminación.

12. Ucrania ha proclamado en el pasado que la política nacional del país es la integración Euroatlántica, con la Unión Europea. Ucrania es un socio de la OTAN y ha participado activamente en los ejercicios militares de la Asociación para la Paz y en las fuerzas para el mantenimiento de la paz en los Balcanes. Esta estrecha relación con la OTAN ha sido más visible en la cooperación ucraniana y en las operaciones combinadas de mantenimiento de la paz con su país vecino, Polonia, en Kosovo, etc. Soldados ucranianos también sirvieron bajo comando de la OTAN y los EE. UU. en Irak, Afganistán y en la Operación Active Endeavor.

13. El presidente Víctor Yúshchenko pidió la incorporación ucraniana a la Organización Atlántica a principios de 2008. Durante la Cumbre de Bucarest de la OTAN ese mismo año se proclamó que Ucrania se podría convertir en miembro de la OTAN, cuando esta quisiera y cuando cumpliera con los requisitos de acceso. Uno de los requisitos que aún no ha cumplido Ucrania es controlar la corrupción en el estado y en las empresas más grandes. Ya hay acusaciones fuertes de corrupción en la recepción y distribución del armamento supermoderno y pesado que es permanentemente inyectado en Ucrania por EE. UU. y la UE-OTAN.

14. En el 2010 fue elegido un nuevo presidente, esta vez cercano al Kremlin, Víctor Yanukovich quien optó por la no alineación de Ucrania como Estado a la UE y la OTAN y en cambio estrechó las relaciones con Rusia. Esto se materializó el 3 de junio de 2010 cuando el parlamento ucraniano excluyó, con 226 votos, el objetivo de la «integración en el marco de seguridad Euroatlántica y la OTAN» de la estrategia nacional de seguridad. Esto desencadenó protestas multitudinarias que fueron reprimidas por la policía causando que Yanukovich fuera desplazado en un golpe institucional y que terminó con su huida, junto a muchos de sus ministros a Rusia.

15. En Rusia hay un movimiento contra la guerra que ha movilizado a miles en las calles particularmente de las grandes ciudades como Moscú y San Petersburgo y fueron reprimidas. Hasta la fecha, más de 2000 personas han sido detenidas. Putin y su gobierno también han creado nueva legislación que prohíbe hablar contra la guerra o los militares, auspiciar manifestaciones contra ellos, etc. con penas de entre 2 a 10 años. También se han aprobado leyes que castigan con años en prisión la deserción, el robo o la evasión de la conscripción. Algunos funcionarios e incluso en altas esferas del gobierno han sido obligados a renunciar. Se ha removido a jefes militares por incompetencia y se ha prohibido a la prensa expresar opiniones contrarias a la política militar del gobierno.

16. Putin, ante las derrotas sufridas en el campo de batalla, ha debido llamar a la movilización parcial para fortalecer a su ejército invasor con 300.000 nuevos reclutas. Miles de jóvenes y no tan jóvenes han escapado del país para evitar ser reclutados. Esto es parte de la resistencia a la guerra.

17. Por su parte el gobierno de Ucrania ha suspendido a los partidos opositores que no le son fieles, los prorrusos y la izquierda reformista, su actuación es penada por la ley. Todo aquel que no apoye al gobierno en su guerra puede ser arrestado, encarcelado y enviado a centros de detención. La policía ucraniana, junto a unidades del ejército han detenido así a miles de ucranianos, a veces por el solo delito de haber expresado una opinión en Facebook. De acuerdo con sus propias informaciones, el gobierno hace centenares de redadas diarias. De estos miles de prisioneros se sabe poco de lo que ha sido su destino. El gobierno de Zelensky acusa a todos lo que no apoyen la guerra de traición. Muchos funcionarios del gobierno ucraniano han renunciado, han sido obligados a renunciar o acusados de traición incluyendo al jefe de la inteligencia interior, y amigo de toda la vida de Zelensky.

18. Tanto en Ucrania como en Rusia no existen los derechos de expresión o protesta. Son gobernados por dictaduras reaccionarias.

19. ¿Negociaciones? ¿Acuerdo de paz? ¿La derrota de Rusia o de Ucrania -Occidente? Cualquiera sea el final de la guerra, Ucrania esta destruida en gran parte y su potencial reconstrucción estaría en manos y bajo las condiciones impuestas por el imperialismo vencedor. Ucrania sería así una semicolonia o, en el peor caso, de ser ocupada militarmente en forma más o menos permanente, sería una colonia.

PROGRAMA:

20. ¡Libertad a todos los presos de conciencia y antiguerra en Rusia y Ucrania! ¡Por la plena libertad de palabra, opinión y manifestación!

21. ¡No a la guerra interimperialista! ¡Solidaridad internacionalista de clase! ¡Contra la OTAN-UE, Rusia y sus socios! ¡Abajo los gobiernos de Zelensky y Putin!

22. ¡Por la disolución de la OTAN y de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva! Alto el fuego inmediato y plebiscito democrático en los territorios ucranianos para determinar el futuro y garantizar la autodeterminación organizado por una comisión paritaria de ucranianos de todas las nacionalidades y garantizado por partidos neutrales no beligerantes.

23. ¡Por la autodeterminación de los ucranianos y de las minorías de habla rusa!

24. ¡Por el derrotismo revolucionario, voltead las armas contra tu burguesía, por la guerra de clases! ¡Los trabajadores, campesinos, soldados y estudiantes deben tomar el control de las armas y luchar contra sus verdaderos enemigos, ambos lados de los imperialismos!

25. Los revolucionarios deben luchar por las plenas garantías democráticas y armar a sus milicias apropiándose del armamento de ambos bandos.

26. Creación de milicias obreras y populares ANTIMPERIALISTAS que luchen por conquistar territorios y convertirlos en liberados de ambos imperialismos enfrentados.

27. Fraternización con los soldados rusos y ucranianos en combate de ambos bandos para que depongan sus armas y se unan a la revolución o se retiren de los campos de batalla.

28. ¡Por la formación de milicias obreras y populares en Ucrania para luchar por la revolución!

29. Por la construcción de un partido revolucionario que agrupe a los mejores luchadores de todas las nacionalidades en Ucrania.

30. Reconstrucción de Ucrania pagada por Rusia y UE-EE. UU. bajo el control de una comisión democrática elegida en Ucrania.

31. Investigación de crímenes de guerra cometidos por todas las fuerzas combatientes a través de una comisión internacional imparcial y neutral.

32. ¡Por una Ucrania independiente y Socialista!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *